Prácticas restaurativas y convivencia
revistes
Prácticas restaurativas y convivencia
Vicenç Rul·lan y Ricard Vila / Este monográfico se presenta con la intención de abrir espacios de diálogo y de interés que faciliten la difusión de las prácticas restaurativas. Los diferentes artículos y experiencias muestran cómo las prácticas restaurativas pueden ayudar a mejorar la convivencia a partir de: la creación vínculos entre los miembros de una comunidad, la participación de toda la comunidad en el proceso de construcción de un entorno más positivo y la gestión de los conflictos a partir del diálogo y la restauración de las relaciones.

El International Institute for Restorative Practices hace una distinción entre los términos prácticas restaurativas y justicia restaurativa. Las prácticas restaurativas tienen sus raíces en la justicia restaurativa, que es una forma de ver a la justicia penal que enfatiza la reparación del daño ocasionado a la gente y el restablecimiento de las relaciones en lugar de solamente castigar a los infractores (Zehr, 1990). La justicia restaurativa es reactiva, proporciona una prevención terciaria, que se introduce después de que el problema ha ocurrido, con la intención de evitar la recurrencia.

Las prácticas restaurativas, manteniendo el espíritu de la implicación de todas las personas y de la restauración, como claves del proceso, pone el acento en el desarrollo de la comunidad, fortaleciendo sus vínculos y, cuando hay conflicto y tensión, buscando reparando el daño asumiendo responsabilidades y con ello fortaleciendo las relaciones.

Como dice Belinda Hopkins "Las relaciones son importantes para desarrollar la ciudadanía activa y el espíritu de comunidad. Los jóvenes van a la escuela sobre todo para estar con sus amigos y aprender a ser seres sociales. Es necesario que dispongan de muchas oportunidades para aprender a estar en grupo y a interactuar de manera positiva con los demás,... las relaciones son importantes cuando las cosas van mal. Aprender a aceptar la propia responsabilidad, tener que rendir cuentas por las decisiones tomadas y aprender a resolver las cosas con aquellos con los que se comparte un problema, proporcionan a los jóvenes habilidades de un valor incalculable para su vida."

En nuestro entorno somos muy dados a utilizar refranes para explicar situaciones y especialmente sus consecuencias, a mí me viene a la cabeza "de aquellos polvos, estos lodos": muchas situaciones negativas son consecuencia de descuidos, errores o desórdenes previos, incluso de hechos aparentemente poco importantes. Las prácticas restaurativas tienen la finalidad de trabajar el conocimiento del otro, fortaleciendo las relaciones interpersonales, y reforzando las bases para que la convivencia mejore día a día.

Ángels Garcia en Tú, sí; eso, no, comparte una propuesta para afrontar el acoso y otras conductas contrarias a la convivencia desde una perspectiva restaurativa. Se trata de aceptar a las personas, pero no las conductas ofensivas, y el punto clave es cuando le facilitamos ser parte de la solución.

Vicenç Rul.lan en Los círculos de diálogo busca provocar en las personas que lo lean el interés de la práctica de los círculos, poniendo a su alcance toda su experiencia con la intención de ofrecer sensación de seguridad ante ese reto.

Con Las prácticas restaurativas. Un proyecto para la comunidad educativa, formación en el centro, se pone sobre la mesa que mejorar la convivencia supone tener en cuenta tres ejes, la formación del equipo, la implicación de la comunidad educativa y la incorporación de la convivencia como proyecto de centro.

Respecto a las experiencias, este monográfico ha apostado por recoger la aplicación de las prácticas restaurativas no solo de los centros educativos de educación infantil, primaria y secundaria, si no también en otros centros que son espacios educativos fundamentales en el proceso de acompañamiento de los chicos y las chicas. Además, se presentan experiencias llevadas a cabo por agentes educativos externos y, finalmente, la apuesta de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León por promover las prácticas restaurativas en los centros educativos de esta comunidad.

Con este monográfico deseamos aportar nuestro grano de arena a la difusión de las prácticas restaurativas, a fin de motivar hacia su aplicación en las aulas y en otros contextos educativos. Así mismo queremos apoyar a las personas y a las instituciones que las están implantando. Estamos convencidos, y así lo demuestra la práctica, de que son un paso en firme para la mejora de la convivencia.

Per consultar o descarregar número 21de la revista Convives:

http://convivesenlaescuela.blogspot.com.es/2018/03/practicas-restaurativas-y-convivencia.html


-----

Més continguts sobre:
educació per la pau

imprimir